Ir al contenido principal

La reinvención del eBook

Muy interesante el artículo de David Gerrold, conocido por ser uno de los guionistas de Star Trek y escritor de novelas de ciencia ficción, para Maximum PC. Me ha gustado porque sitúa el eBook en un contexto histórico en el que un nuevo soporte de comunicación de masas evoluciona siempre sobre la base del anterior: Las primeras películas se inspiraron en las novelas por entregas, como lo vuelven a hacer recientemente en los comics. La radio se ha servido del disco y de la retransmisión del concierto o del espectáculo, y las series de televisión actuales son una evolución de las series radiofónicas, lo mismo se puede decir de los talent shows, que ya existían en la época de la radio.
Algo parecido, aunque más acelerado ha ocurrido con internet que, gracias a la evolución del ancho de banda, ha pasado de ser un soporte de texto a uno interactivo de video; y más actualmente, gracias a facebook, twitter, youtube y compañía, el contenido lo crean los propios usuarios.
En este tiempo internet ha ido también comiendo el espacio a otros formatos, especialmente música, cine y más recientemente televisión, que por no lograr adaptarse, entienden internet únicamente como una amenaza y no como una oportunidad, y buscan defenderse por la vía legal.
El libro ha sido el último reino al que ha llegado la revolución digital. Aunque el eBook tiene ya muchos años, no han existido ni soportes adecuados ni repositorios que hicieran popular el eBook, hasta la llegada de kindle hace poco más de un par de años. Kindle, o para el caso cualquier otro eReader permite almacenar en más o menos 250 gramos todos los libros que vamos a leer en nuestra vida. Del mismo modo, el libro electrónico ha llegado a otros dispositivos portátiles, como iphones, tablets, etc.
El eBook ofrece la posibilidad de volver a publicar el fondo del catálogo de muchas editoriales pero disponer de un gigantesco catálogo de colecciones enteras de Poe, Shakespeare, Newton, Aristóteles, Cervantes, Dickens o Twain ya parte de dominio público, por ejemplo el proyecto gutenberg.
Pero el formato electrónico también se presenta como el modo de salvar al periódico y la revista tradicionales, permitiendo una distribución inmediata y global, incluso a mercados de otro modo inaccesibles, a un menor coste.
Está todavía por cuándo logrará el tablet un equilibrio de precio, duración de batería, potencia y calidad de imagen, lo que probablemente desplazaría al actual lector dedicado de tinta electrónica monocromo. Por poco más de 100€ podemos encontrar ya multitud de eReaders de tinta electrónica.
En cualquier caso los eBooks representan el cambio de un modelo de producción y distribución que difícilmente salvará a toda la cadena de profesionales que mueve el mundo del libro impreso. El caso del librero es el más dramático. Recientemente he leído que también Waterstone's está a la venta.
No estoy sin embargo de acuerdo con David Gerrold en que cualquiera que sepa usar un ordenador puede publicar un libro. En teoría puede, efectivamente, como cualquiera que tenga una cámara de video puede hacer una película, si no tenemos en cuenta el resultado. Lógicamente el número de profesionales necesarios para publicar un eBook es considerablemente inferior al necesario para publicar un libro en papel, pero del mismo modo la calidad y el resultado de este mismo eBook será considerablemente superior al del eBook autoeditado. De ahí que, aunque me parece que el actual precio de los eBooks sea una barrera para su difusión, tampoco defiendo la gratuidad de los mismos. La calidad y el trabajo de un profesional tienen un precio.
¿Qué aportará sin embargo el eBook de propio? En anteriores entradas ya he dado un par de pistas: literatura social, anotaciones, reediciones de clásicos, clubes de lectura virtuales, etc.

Entradas populares de este blog

Adiós a la tinta electrónica en color

Muy interesante el reciente artículo de Sean Buckley en Engadget, abajo dejo el enlace, sobre el más que incierto futuro de la tinta electrónica en color. Junto a la iluminación, algo que los usuarios pedían insistentemente y que nos parecía hasta hace bien poco, la evolución natural a las primeras pantallas monocromo de tinta electrónica, que por lo demás seguían ofreciendo en comparación con las pantallas LCD de tabletas y smartphones una mejor experiencia de lectura, una duración mayor de batería y, al menos en ese momento, un precio inferior.
En la guerra comercial entre Amazon, Sony, B&N y Nook de los años 2009 y 2010 el lector de tinta electrónica en color podría haber sido el arma definitiva. Son de esos años los primeros prototipos de Triton y Mirasol. No hace mucho aquí mismo comentábamos las posibilidades que la compra de liquavista por parte de Amazon parecía sugerir. Posibilidades que por el momento no solo no se han materializado sino que parecen alejarse definitivamen…

El futuro del contenido digital está en internet

Excelente artículo de Charles Lim en Sparksheet, que toma como punto de arranque el declive de las revistas digitales en forma de App, pero que nos lleva a una serie de reflexiones que podemos aplicar de igual modo a eBooks o a contenido digital en general. Me detengo en los puntos más interesantes y dejo el enlace al artículo original, en inglés, al final.
Papel con apariencia digital
Hace ahora dos años que la revista Wired lanzó su versión digital para iPad. En teoría debería ser el futuro de las revistas debido a la posibilidad de añadir más páginas y más contenido, con pequeñas desventajas, como que el tamaño de este tipo de aplicaciones dificulta su descarga o que el contenido no es indexado correctamente por los motores de búsqueda. Las suscripciones no llegan y cada vez son más editores los que abandonan la plataforma de Apple, como nos cuentan en goodereader. En algunos casos los datos de distribución de la edición digital estarían por debajo del 1% del volumen de la versión en…

Sobre el significado de la lectura digital y la crisis del libro

He leído recientemente algunos artículos que en mi opinión tienen mucho en común y que nos llevan desde la dificultad por hacer nuevos lectores y la relación entre la crisis editorial y  a las las limitaciones técnicas del ebook. La importancia de la lecturaEmpiezo con un par de comentarios muy interesantes de Bernat Ruiz Domènech  en su artículo "Cosas de niños que (no) leen y (no) escriben" donde nos explica la dificultad para aficionar a la lectura a su sobrino: Lo importante no es que el niño lea, sino que entienda lo leído y que sea capaz de expresarlo. Por otro lado las herramientas, Harry Potter en lugar de un clásico, un eReader en lugar de un libro y escribir en un blog en lugar de hacerlo con bolígrafo y papel, no tienen ninguna influencia. 
Otro par de ideas que he subrayado en el artículo de Martín Gómez en "el ojo fisgón" "experiencias que forman lectores": La primera es sobre el impacto de los contenidos digitales en la transmisión de conocimi…