Ir al contenido principal

Estanterías de libros electrónicos


Biblioteca central de la UNED

Si la ausencia del préstamo de libros electrónicos ha sido una de las carencias que desde su lanzamiento repetidamente se han citado en contra del kindle, que ahora por fin sea posible es una gran noticia para este y para la tinta electrónica en general, pero sobre todo para la Cultura con mayúsculas. A partir de ya se podrán alquilar libros electrónicos en 11.000 bibliotecas de EE.UU. y algunas en Europa 24 horas al día y 7 días a la semana y sin salir de casa. Los detalles los podéis por ejemplo leer en Mi experiencia kindle, o en el blog oficial de kindle, kindlepost.
Personalmente creo que dice mucho de amazon que abra su ecosistema al alquiler de libros electrónicos, desconozco cuál es el porcentaje que se lleva de vender ebooks a las bibliotecas, pero de lo que estoy seguro es que poner a disposición de los usuarios la opción de alquiler además de la de compra es un acierto.
Precisamente esta opción hará que disminuya la demanda de copias no legales de libros electrónicos que circulan por ahí, algo que no todos son capaces de entender o de querer entender. Que identifican gratis con ilegal. Si puedo acceder a un libro electrónico para leerlo por encima o para estudiar un capítulo, ¿para qué complicarme la vida bajándolo desde un sitio de descargas en vete tú a saber qué calidad?
Si tenemos en cuenta que kindle es además de un dispositivo, una aplicación multiplataforma, a diferencia de otros proveedores, que únicamente facilitan el dispositivo, la opción de préstamo está abierta a la mayoría de smartphones, tablets y ordenadores personales, tanto offline como online con el excelente cloud reader. Eso sin hablar del AmTab, el esperadísimo tablet de amazon.
Ahora las preguntas, ¿Para cuándo bibliotecas con fondos en español? Muchas bibliotecas únicamente admiten socios si se han inscrito presencialmente, aunque luego se acceda al préstamo desde su página web. ¿Será esta una opción únicamente abierta a residentes en EE.UU.? Todavía es pronto para saberlo. Sinceramente espero que al menos las bibliotecas universitarias españolas se lo piensen, aunque no puedan prestar lo que no está digitalizado, claro.
Aunque ni las bibliotecas tradicionales cerrarán mañana o la semana próxima, ni dejarán de prestar los libros que ahora tienen en las estanterías, y con toda seguridad no se llegue a digitalizar la totalidad de fondos disponibles, sí que parece otro duro golpe para el mundo del libro de papel tal y como lo conocemos, al menos en su presencia física. Es muy posible que en España editoriales, distribuidoras, etc sigan plantando una resistencia levantina al progreso. Con lo positivo que sería para el español que desde cualquier parte del mundo se pudieran prestar libros en nuestro idioma.
Sobre las bibliotecas participantes un enlace a teleread.

Entradas populares de este blog

Adiós a la tinta electrónica en color

Muy interesante el reciente artículo de Sean Buckley en Engadget, abajo dejo el enlace, sobre el más que incierto futuro de la tinta electrónica en color. Junto a la iluminación, algo que los usuarios pedían insistentemente y que nos parecía hasta hace bien poco, la evolución natural a las primeras pantallas monocromo de tinta electrónica, que por lo demás seguían ofreciendo en comparación con las pantallas LCD de tabletas y smartphones una mejor experiencia de lectura, una duración mayor de batería y, al menos en ese momento, un precio inferior.
En la guerra comercial entre Amazon, Sony, B&N y Nook de los años 2009 y 2010 el lector de tinta electrónica en color podría haber sido el arma definitiva. Son de esos años los primeros prototipos de Triton y Mirasol. No hace mucho aquí mismo comentábamos las posibilidades que la compra de liquavista por parte de Amazon parecía sugerir. Posibilidades que por el momento no solo no se han materializado sino que parecen alejarse definitivamen…

El futuro del contenido digital está en internet

Excelente artículo de Charles Lim en Sparksheet, que toma como punto de arranque el declive de las revistas digitales en forma de App, pero que nos lleva a una serie de reflexiones que podemos aplicar de igual modo a eBooks o a contenido digital en general. Me detengo en los puntos más interesantes y dejo el enlace al artículo original, en inglés, al final.
Papel con apariencia digital
Hace ahora dos años que la revista Wired lanzó su versión digital para iPad. En teoría debería ser el futuro de las revistas debido a la posibilidad de añadir más páginas y más contenido, con pequeñas desventajas, como que el tamaño de este tipo de aplicaciones dificulta su descarga o que el contenido no es indexado correctamente por los motores de búsqueda. Las suscripciones no llegan y cada vez son más editores los que abandonan la plataforma de Apple, como nos cuentan en goodereader. En algunos casos los datos de distribución de la edición digital estarían por debajo del 1% del volumen de la versión en…

Sobre el significado de la lectura digital y la crisis del libro

He leído recientemente algunos artículos que en mi opinión tienen mucho en común y que nos llevan desde la dificultad por hacer nuevos lectores y la relación entre la crisis editorial y  a las las limitaciones técnicas del ebook. La importancia de la lecturaEmpiezo con un par de comentarios muy interesantes de Bernat Ruiz Domènech  en su artículo "Cosas de niños que (no) leen y (no) escriben" donde nos explica la dificultad para aficionar a la lectura a su sobrino: Lo importante no es que el niño lea, sino que entienda lo leído y que sea capaz de expresarlo. Por otro lado las herramientas, Harry Potter en lugar de un clásico, un eReader en lugar de un libro y escribir en un blog en lugar de hacerlo con bolígrafo y papel, no tienen ninguna influencia. 
Otro par de ideas que he subrayado en el artículo de Martín Gómez en "el ojo fisgón" "experiencias que forman lectores": La primera es sobre el impacto de los contenidos digitales en la transmisión de conocimi…