Ir al contenido principal

Amazon prohíbe la venta de ebooks basura

Portada de la edición original
del Lazarillo de Tormes
Comentaba hace unos días Seth Godin en su blog "The Domino Project" que había recibido un email de Amazon en el que explicaban que iban a endurecer su política de venta de títulos de dominio público o con licencia PLR, que es la que permite a un autor vender el texto y la propiedad del texto. Evitando la venta de contenido que ya circula libremente por internet Amazon evita que existan múltiples versiones de un mismo título con mínimas diferencias.

En el momento de escribir este artículo encuentro en Amazon.es más de una docena de versiones del "Lazarillo de Tormes" que van desde los 0,80€ a los 7,21€ de la Editorial Santuario. Entiendo que esta última versión es la autografiada por el autor del Lazarillo y con ilustraciones del ciego... Es verdad que algunas versiones tienen un trabajo filológico detrás, por ejemplo las que tienen una adaptación al castellano actual o un aparato crítico, así indica la descripción y se entiende al menos el precio, supongo que también han cuidado el formato electrónico y no se trata únicamente del habitual texto escaneado y tratado con OCR lleno de erratas, supongo porque no tengo oportunidad de ponerme a comparar todas las ediciones. Sin embargo otras tantas versiones tienen en común incluso la portada y no creo que en contenido se diferencien mucho unas de las otras, con lo que creo que únicamente tienen cambios menores que no justifican estar en venta en Amazon o en otra tienda. Curiosamente ninguna es gratis, aunque feedbooks sí ofrezca por otro lado de modo gratuito este título en formato kindle, EPUB y PDF.

Aunque sea difícil de llevar a cabo, creo que es importante hacer desaparecer este tipo de timos de puntos de venta del peso de Amazon. Como ya he comentado otras veces, es muy negativo que quien compra un ebook piense que le han timado con algo que puede conseguir gratis de forma totalmente legal o con una calidad tan pésima que le haga pensar que mejor habría sido bajárselo de un sitio de descargas.

Quizá el número de títulos a la venta disminuya en un primer momento, pero creo que pronto ganaremos todos.



Comentarios

  1. Muy de acuerdo con lo ultimo qur comentas. A muchos usuarios les graban con fuego descarga = pirateria, cuando no es totalmente cierto, pues existen muchos ebooks legales gratuitos. Ese comprador luego piensa que le han esyafado o desperdiciado su dinero y la siguiente vez que va a buscar un ebook seguramente ya va sobre seguro y lo busca en una pagina de descarga, independientente de que la descarga de ese libro sea o no legal. Y por tanto un cliente perdido.

    ResponderEliminar
  2. ¿Y qué decir de esos libros que no son más que recopilaciones de artículos de Wikipedia con precios de libro académico?

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente, aunque era más fácil encontrar el ejemplo del Lazarillo, con las recopilaciones de textos de wikipedia ocurre lo mismo ya que estos tienen una licencia Creative Commons Atribución/Compartir-Igual 3.0, lo que impide su venta ya que pueden reusarse únicamente manteniendo la misma licencia. Además, normalmente los artículos son obra de más de un autor con lo que no es fácil hacerse con los derechos. Un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Adiós a la tinta electrónica en color

Muy interesante el reciente artículo de Sean Buckley en Engadget, abajo dejo el enlace, sobre el más que incierto futuro de la tinta electrónica en color. Junto a la iluminación, algo que los usuarios pedían insistentemente y que nos parecía hasta hace bien poco, la evolución natural a las primeras pantallas monocromo de tinta electrónica, que por lo demás seguían ofreciendo en comparación con las pantallas LCD de tabletas y smartphones una mejor experiencia de lectura, una duración mayor de batería y, al menos en ese momento, un precio inferior.
En la guerra comercial entre Amazon, Sony, B&N y Nook de los años 2009 y 2010 el lector de tinta electrónica en color podría haber sido el arma definitiva. Son de esos años los primeros prototipos de Triton y Mirasol. No hace mucho aquí mismo comentábamos las posibilidades que la compra de liquavista por parte de Amazon parecía sugerir. Posibilidades que por el momento no solo no se han materializado sino que parecen alejarse definitivamen…

¿A quién le importa cuánto cuesta publicar un libro?

Seth Godin reflexiona en un reciente artículo de su blog "The Domino Project" sobre los costes de producción de un programa de la cadena NBC en el que participó y que calcula en 6.000$ al minuto para incluir el coste de los estudios, el personal técnico, las maquilladoras, etc. Del mismo modo explica que el precio al minuto en el caso de la televisión por cable puede rondar los 4.000$, en el caso de una productora independiente 2.000$ y desciende a menos 500$ para vídeos profesionales que encontramos en youtube o en podcasts. Seth Godin se pregunta qué pueden pensar los productores que han perdido la capacidad de decidir qué se emite y que ven que la competencia crea contenido por menos del 10% de su costo de producción.
Lo interesante es que este mismo razonamiento lo aplica también al mundo del libro: Si a una editorial de Nueva York, explica Godin, le cuesta digamos 2.000$ cada página de un libro, entre la compra de derechos, edición, maquetación, producción y distribución…

Sobre el significado de la lectura digital y la crisis del libro

He leído recientemente algunos artículos que en mi opinión tienen mucho en común y que nos llevan desde la dificultad por hacer nuevos lectores y la relación entre la crisis editorial y  a las las limitaciones técnicas del ebook. La importancia de la lecturaEmpiezo con un par de comentarios muy interesantes de Bernat Ruiz Domènech  en su artículo "Cosas de niños que (no) leen y (no) escriben" donde nos explica la dificultad para aficionar a la lectura a su sobrino: Lo importante no es que el niño lea, sino que entienda lo leído y que sea capaz de expresarlo. Por otro lado las herramientas, Harry Potter en lugar de un clásico, un eReader en lugar de un libro y escribir en un blog en lugar de hacerlo con bolígrafo y papel, no tienen ninguna influencia. 
Otro par de ideas que he subrayado en el artículo de Martín Gómez en "el ojo fisgón" "experiencias que forman lectores": La primera es sobre el impacto de los contenidos digitales en la transmisión de conocimi…