Ir al contenido principal

El futuro del libro de texto electrónico está lleno de dudas

Esta mañana he encontrado en teleread un enlace a la noticia que indica que comparando el primer trimestre de 2011 y de 2011 la venta de ebooks de ficción y no ficción para adultos superan en ventas a los libros en tapa dura. Algo que sucede por primera vez en EE.UU. Igualmente importante es el dato de la caída de ventas en el caso de libros en rústica y bolsillo y el crecimiento de la venta de libros infantiles y juveniles en tapa dura.

Estudiantes de la Universidad de Notre Dame
El otro notición es el de la presentación conjunta de Hillary Clinton y Jeff Bezos de la "Kindle Mobile Learning Initiative" o iniciativa de enseñanza móvil para Kindle para este miércoles y de la que por el momento pocos detalles se conocen pero que puede dar mucho de que hablar.

Sobre el estado actual en EE.UU. del libro de texto digital o eTextbook en inglés, he encontrado una buena introducción en el artículo de Online Universities "10 motivos por el que los estudiantes no están usando libros de texto digitales" y que, por el momento, aunque no esté de acuerdo con todo paso a traducir/resumir:

1. No todos los libros de texto están disponibles en formato electrónico. Esta razón puede pesar más que el precio y aunque alguno de los títulos de la bibliografía esté disponible en versión eTextbook, es habitual que el estudiante prefiera hacer una única compra de manuales en papel para todo el curso.

2. La diferencia de precio no es por el momento decisiva. En muchos casos los editores no están reflejando en el precio de venta el ahorro de costes entre la versión electrónica y en papel. A lo que hay que sumar además el precio del dispositivo y el mercado de libro de texto usado.

3. Una vez comprado no se puede prestar o revender un libro de texto en formato electrónico. Mientras que en el caso de los libros en papel es posible venderlos al final del curso.

4. Aunque la mayor parte de dispositivos y aplicaciones de lectura digital ya tienen herramientas que hacen posible añadir notas, marcar texto o buscar una palabra en un  diccionario, los estudiantes siguen encontrando más fácil el subrayar o escribir directamente sobre la hoja del libro.

5. Aunque no ocupen espacio en una estantería los libros de texto electrónicos, debido al material multimedia que normalmente incluyen, sí ocupan espacio en el dispositivo, en algunos casos hasta 2Gb con lo que podría no ser posible llevar todos los necesarios en el dispositivo. Eso sin contar con los tiempos de descarga necesarios.

6. En internet existe ya una gran variedad de material multimedia educativo que puede consultarse desde una tableta o desde un ordenador y que puede hacer parecer obsoleto al libro de texto digital.

7. El estudiante universitario actual ha crecido rodeado de libros en papel y el gran cambio no lo veremos hasta que la generación de nativos digitales alcance la universidad.

8. La experiencia del estudio es diferente entre un libro en papel y una pantalla. Estudios aparte, parecería una conclusión de los puntos 4 y 7.

9. La diversidad actual de dispositivos, formatos, aplicaciones y puntos de venta hace que la experiencia de la bibliografía digital se parezca a una caza del tesoro. Algo que únicamente solucionará una plataforma unificada o un estándar.

10. Los estudiantes esperan encontrar además una dimensión social (compartir anotaciones por ejemplo) en el libro de texto en formato electrónico y la integración con otras herramientas (anotaciones del profesor por ejemplo, preparación de exámenes) y no la simple conversión digital de un libro de texto en papel.

Veremos cuántas de estas dudas resuelve este miércoles la Kindle Mobile Learning Initiative.

Entradas populares de este blog

Adiós a la tinta electrónica en color

Muy interesante el reciente artículo de Sean Buckley en Engadget, abajo dejo el enlace, sobre el más que incierto futuro de la tinta electrónica en color. Junto a la iluminación, algo que los usuarios pedían insistentemente y que nos parecía hasta hace bien poco, la evolución natural a las primeras pantallas monocromo de tinta electrónica, que por lo demás seguían ofreciendo en comparación con las pantallas LCD de tabletas y smartphones una mejor experiencia de lectura, una duración mayor de batería y, al menos en ese momento, un precio inferior.
En la guerra comercial entre Amazon, Sony, B&N y Nook de los años 2009 y 2010 el lector de tinta electrónica en color podría haber sido el arma definitiva. Son de esos años los primeros prototipos de Triton y Mirasol. No hace mucho aquí mismo comentábamos las posibilidades que la compra de liquavista por parte de Amazon parecía sugerir. Posibilidades que por el momento no solo no se han materializado sino que parecen alejarse definitivamen…

El futuro del contenido digital está en internet

Excelente artículo de Charles Lim en Sparksheet, que toma como punto de arranque el declive de las revistas digitales en forma de App, pero que nos lleva a una serie de reflexiones que podemos aplicar de igual modo a eBooks o a contenido digital en general. Me detengo en los puntos más interesantes y dejo el enlace al artículo original, en inglés, al final.
Papel con apariencia digital
Hace ahora dos años que la revista Wired lanzó su versión digital para iPad. En teoría debería ser el futuro de las revistas debido a la posibilidad de añadir más páginas y más contenido, con pequeñas desventajas, como que el tamaño de este tipo de aplicaciones dificulta su descarga o que el contenido no es indexado correctamente por los motores de búsqueda. Las suscripciones no llegan y cada vez son más editores los que abandonan la plataforma de Apple, como nos cuentan en goodereader. En algunos casos los datos de distribución de la edición digital estarían por debajo del 1% del volumen de la versión en…

Sobre el significado de la lectura digital y la crisis del libro

He leído recientemente algunos artículos que en mi opinión tienen mucho en común y que nos llevan desde la dificultad por hacer nuevos lectores y la relación entre la crisis editorial y  a las las limitaciones técnicas del ebook. La importancia de la lecturaEmpiezo con un par de comentarios muy interesantes de Bernat Ruiz Domènech  en su artículo "Cosas de niños que (no) leen y (no) escriben" donde nos explica la dificultad para aficionar a la lectura a su sobrino: Lo importante no es que el niño lea, sino que entienda lo leído y que sea capaz de expresarlo. Por otro lado las herramientas, Harry Potter en lugar de un clásico, un eReader en lugar de un libro y escribir en un blog en lugar de hacerlo con bolígrafo y papel, no tienen ninguna influencia. 
Otro par de ideas que he subrayado en el artículo de Martín Gómez en "el ojo fisgón" "experiencias que forman lectores": La primera es sobre el impacto de los contenidos digitales en la transmisión de conocimi…