Ir al contenido principal

Unglue.it: Cómo regalar al mundo tu libro favorito

El fenómeno del crowdfunding, o financiación colectiva cada día me gusta más. No hace mucho Lector-e publicaba un artículo en el que mencionaba que, gracias a las aportaciones de la comunidad de libros.com, Lorenzo Silva había conseguido superar el objetivo de 3.000€ que necesitaba para publicar "Los trabajos y los días". Pues bien, a esta posibilidad se añade a mediados de mayo la propuesta de unglue.it que, siempre a través de la financiación colectiva, lo que quiere conseguir es la licencia creative commons para que títulos ya publicados puedan circular en formato electrónico gratis, legal y libremente.
Los ebooks son muy fáciles de distribuir, eso lo sabemos todos, pero pueden ser caros de producir, algo que no todo el mundo entiende. Por este motivo unglue.it propone al propietario de los derechos de copia, recordemos además que no siempre es el autor, que fije un precio que cubra la producción y que permita la libre distribución del libro electrónico sin perder por ello los derechos sobre el mismo.
A mí personalmente me parecería una locura pagar por ejemplo 10€ por el ebook de "1984", y eso que estaría entre los libros de mi vida, pero si sé que con 10€ ayudo a que cualquiera pueda distribuirlo legalmente sin tener que pagar por ello, eso sí me lo pensaría porque hay libros que de verdad merecen ser patrimonio de la humanidad. Por poner un par de ejemplos, la obra de Tolkien no será de dominio público hasta el 2048 como mínimo y la de Delibes hasta el 2085...
Quizá la de unglue.it no sea la propuesta que salga adelante y se quede únicamente en un intento más, pero estoy seguro de que es un camino que merece la pena imitar.
¿Piensas que la financiación colectiva es una amenaza a la descarga ilegal de ebooks? Hazte oír con un comentario a este artículo o recomendándolo a tus contactos.

Comentarios

  1. Hola

    bueno, quizás seria una buena idea que en la compra de un libro, en Amazon o la FNAC, cada comprador pudiera elegir si desea hacer una aportación suplementaria, por ejemplo 50 céntimos o lo que desee, para que un libro al final se pueda distribuir sin DRM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría ser una propuesta, pero las diferencias con la financiación colectiva es que el precio lo fija el propietario de los derechos sin recaer sobre todos los que compran el libro, con lo que tampoco no es necesario esperar a que n personas lo compren para alcanzar la cifra. En cualquier caso Jordi, parece que alternativas existen. Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar
  2. En Amazon y hasta en el Corte Ingles los libros de los grandes escritores pueden comprarse por 30 céntimos.... y no se venden.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario Cantueso, si te he entendido bien por 30 céntimos te refieres a clásicos de dominio público.
    La propuesta de unglue.it, que desde que escribí el artículo no parece que haya progresado, se refería a colocar a títulos de autores con derechos de copia vigentes una licencia de creative commons, y no esperar a los 75 años posteriores a la muerte del autor para que la obra pase a dominio público.
    Fuera de ofertas especiales o autores independientes que quieren promocionarse, es difícil encontrar títulos en formato electrónico por 30 céntimos.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Son necesarias las aplicaciones en los eReaders?

Aunque encuentro frecuentemente opiniones sobre las aplicaciones que van apareciendo para kindle, por ejemplo en mi experiencia kindle, no acabo de tener claro la necesidad de muchas de ellas. Sin ir más lejos el cronómetro o la calculadora.
No digo que no haya gente que las compre, de hecho easy calculator tiene buenas opiniones en amazon, pero, ¿de verdad es útil una calculadora en un lector dedicado de tinta electrónica? ¿Es algo que le falta al kindle? Una de las usuarias dice en su opinión: "Si no eres un genio de las matemáticas, como mi marido, esta es una gran aplicación para el kindle" Yo personalmente no acabo de verlo. Menos mal que luego añade:"Claro, si vas a calcular la órbita de Plutón alrededor del Sol en el año 2525 esta no es la calculadora que usarías". Claro, seguro que para cálculos astronómicos complejos ya habrá otra calculadora mejor para kindle, ¿no?
¿Y que decir del omnipresente Texas Hold'em? Yo es que doy ya por hecho que estas aplica…

Adiós a la tinta electrónica en color

Muy interesante el reciente artículo de Sean Buckley en Engadget, abajo dejo el enlace, sobre el más que incierto futuro de la tinta electrónica en color. Junto a la iluminación, algo que los usuarios pedían insistentemente y que nos parecía hasta hace bien poco, la evolución natural a las primeras pantallas monocromo de tinta electrónica, que por lo demás seguían ofreciendo en comparación con las pantallas LCD de tabletas y smartphones una mejor experiencia de lectura, una duración mayor de batería y, al menos en ese momento, un precio inferior.
En la guerra comercial entre Amazon, Sony, B&N y Nook de los años 2009 y 2010 el lector de tinta electrónica en color podría haber sido el arma definitiva. Son de esos años los primeros prototipos de Triton y Mirasol. No hace mucho aquí mismo comentábamos las posibilidades que la compra de liquavista por parte de Amazon parecía sugerir. Posibilidades que por el momento no solo no se han materializado sino que parecen alejarse definitivamen…

Sobre el significado de la lectura digital y la crisis del libro

He leído recientemente algunos artículos que en mi opinión tienen mucho en común y que nos llevan desde la dificultad por hacer nuevos lectores y la relación entre la crisis editorial y  a las las limitaciones técnicas del ebook. La importancia de la lecturaEmpiezo con un par de comentarios muy interesantes de Bernat Ruiz Domènech  en su artículo "Cosas de niños que (no) leen y (no) escriben" donde nos explica la dificultad para aficionar a la lectura a su sobrino: Lo importante no es que el niño lea, sino que entienda lo leído y que sea capaz de expresarlo. Por otro lado las herramientas, Harry Potter en lugar de un clásico, un eReader en lugar de un libro y escribir en un blog en lugar de hacerlo con bolígrafo y papel, no tienen ninguna influencia. 
Otro par de ideas que he subrayado en el artículo de Martín Gómez en "el ojo fisgón" "experiencias que forman lectores": La primera es sobre el impacto de los contenidos digitales en la transmisión de conocimi…