Ir al contenido principal

Libros que decoran

Hace unos días comentaba una presentación en la que se hablaba de un posible futuro del formato del libro en papel similar por ejemplo al de las velas. Estas ya no se venden para iluminar, aunque esa fuera su función principal durante siglos, porque han sido superadas hace tiempo por dispositivos mejores: las bombillas (que ahora están a su vez desapareciendo poco a poco). Sin embargo las velas se siguen vendiendo y usando como algo decorativo, para crear ambiente o para hacer un regalo. Estamos todos de acuerdo, la atmósfera, el olor y las sensaciones de una vela no las tiene una bombilla, aunque la bombilla para iluminar sea mejor.
Simoncini Garamond
Leyendo el artículo de El País Diseño inteligente (de libros), me vuelven de nuevo a la cabeza las velas. Ya que el autor comenta la importancia creciente del diseño de la cubierta, tipográficas, como el uso de la fuente Simoncini Garamond, o del pack, como las propuestas libro más camiseta de blackiebox. Lo más interesante es que en teoría estos cambios son una propuesta a la llegada del libro electrónico y esto es lo que a mí me deja pasmado... o no.
El libro se convierte en objeto bonito, en algo decorativo, en el regalo ideal; como las velas, porque la industria, obsesionada con la piratería, parece ya incapaz de aportar otro tipo de novedades.
Espero que nadie me malinterprete; he trabajado en una editorial diez años, he vendido libros en ocho Ferias del Libro de Madrid y a pesar de tener un eReader, un smartphone, un portátil y un netbook sigo comprando libros en papel. Me gustan. Pero me parece que difícilmente este tipo de soluciones van a salvar al libro, lo van poco a poco llevando hacia el cementerio de elefantes de la tienda de regalos.
Storm Thorgerson, el diseñador gráfico de algunas de las mejores portadas de discos de la historia, comentaba, después de todo el trabajo y tiempo que supuso hacer la foto, la decepción que tuvo al ver la portada de Houses of the Holy en un CD, mucho más pequeña que la doble cubierta del vinilo original. No sé si se deprimió todavía más cuando vio la portada en un iPod... En el mundo del libro no acaban de aprender la lección de la industria musical.
The Chase - Rockwell Kent
Sólo por contrastar el artículo de El País, vuelvo a recordar lo que editoriales inteligentes están haciendo con los clásicos, algo de lo que ya hablé hace días en este blog. El ejemplo que mencioné entonces fue Moby Dick, que como comenté, para la versión en kindle han añadido bastante material extra. Yo leí la excelente edición en tapas duras de la editorial debate con ilustraciones de Rockwell Kent, pero entiendo que la versión anotada de Oxford University Press no es menos interesante. ¿Por qué las editoriales no se lanzan a hacer este tipo de ediciones ampliadas en formato electrónico en vez de tomar el camino del libro decorativo? Ni idea, aunque supongo que es mucho más sencillo y barato poner a trabajar un departamento de marketing y publicidad que uno editorial.

Entradas populares de este blog

Amazon prohíbe la venta de ebooks basura

Comentaba hace unos días Seth Godin en su blog "The Domino Project" que había recibido un email de Amazon en el que explicaban que iban a endurecer su política de venta de títulos de dominio público o con licencia PLR, que es la que permite a un autor vender el texto y la propiedad del texto. Evitando la venta de contenido que ya circula libremente por internet Amazon evita que existan múltiples versiones de un mismo título con mínimas diferencias.
En el momento de escribir este artículo encuentro en Amazon.es más de una docena de versiones del "Lazarillo de Tormes" que van desde los 0,80€ a los 7,21€ de la Editorial Santuario. Entiendo que esta última versión es la autografiada por el autor del Lazarillo y con ilustraciones del ciego... Es verdad que algunas versiones tienen un trabajo filológico detrás, por ejemplo las que tienen una adaptación al castellano actual o un aparato crítico, así indica la descripción y se entiende al menos el precio, supongo que tambié…

Adiós a la tinta electrónica en color

Muy interesante el reciente artículo de Sean Buckley en Engadget, abajo dejo el enlace, sobre el más que incierto futuro de la tinta electrónica en color. Junto a la iluminación, algo que los usuarios pedían insistentemente y que nos parecía hasta hace bien poco, la evolución natural a las primeras pantallas monocromo de tinta electrónica, que por lo demás seguían ofreciendo en comparación con las pantallas LCD de tabletas y smartphones una mejor experiencia de lectura, una duración mayor de batería y, al menos en ese momento, un precio inferior.
En la guerra comercial entre Amazon, Sony, B&N y Nook de los años 2009 y 2010 el lector de tinta electrónica en color podría haber sido el arma definitiva. Son de esos años los primeros prototipos de Triton y Mirasol. No hace mucho aquí mismo comentábamos las posibilidades que la compra de liquavista por parte de Amazon parecía sugerir. Posibilidades que por el momento no solo no se han materializado sino que parecen alejarse definitivamen…

Sobre el significado de la lectura digital y la crisis del libro

He leído recientemente algunos artículos que en mi opinión tienen mucho en común y que nos llevan desde la dificultad por hacer nuevos lectores y la relación entre la crisis editorial y  a las las limitaciones técnicas del ebook. La importancia de la lecturaEmpiezo con un par de comentarios muy interesantes de Bernat Ruiz Domènech  en su artículo "Cosas de niños que (no) leen y (no) escriben" donde nos explica la dificultad para aficionar a la lectura a su sobrino: Lo importante no es que el niño lea, sino que entienda lo leído y que sea capaz de expresarlo. Por otro lado las herramientas, Harry Potter en lugar de un clásico, un eReader en lugar de un libro y escribir en un blog en lugar de hacerlo con bolígrafo y papel, no tienen ninguna influencia. 
Otro par de ideas que he subrayado en el artículo de Martín Gómez en "el ojo fisgón" "experiencias que forman lectores": La primera es sobre el impacto de los contenidos digitales en la transmisión de conocimi…